La medida de los años

Carlos Manrique Soto | carlosm20012003@yahoo.es | 29 diciembre, 2020

“Mi calendario empezó su conteo de suspiros con la mirada de tus hermosos ojos negros…” “Ciénaga de oro, cuna del calendario del Sinú cordobés… “

Con las celebraciones del Año Nuevo y las festividades que trae consigo perdemos de vista lo que celebramos y creemos que todo ha sido así siempre en lo que se refiere a la forma de medir el tiempo por lo que es necesario hacer una reminiscencia.

El tiempo supone el andar humano. Como cronología o calendario es la medida del movimiento según un antes, un ahora y un después, de acuerdo con la definición clásica. Heráclito de Efeso, filósofo Presocrático le llamó devenir, de ahí su famoso aforismo, “nadie se baña dos veces en el mismo rio”.

Los años no siempre han durado 365 días ni 12 meses como hoy es de común aceptación en nuestro medio. En todos los rincones del mundo el año no finaliza los 31 de diciembre ni comienzan el primero de enero como habitualmente se cree. La fecha de inicio y finalización depende del calendario de cada cultura, muchos de los cuales no es regular como el nuestro. Las fechas de apertura y culminación de los años varían dependiendo de la cultura a la que corresponda la medición. Como sucede con el calendario chino, judío y musulmán. Este último depende del ciclo lunar. En otras palabras, en todos los lugares del mundo no se está en el 2020. Este conteo calendario rige solo para occidente y los lugares del orbe donde se practica su filosofía de vida.

En el siguiente grafico podemos apreciar diferentes medidas del tiempo, que se pueden explicar mediante procesos histórico acontecidos en los espacios donde se practican.

.A la pandemia que nos afecta no le busquemos matricula modo 2020, sus causas y origenes son diferentes al simple número y la humanidad deberá encontrarlas por el bien de su propia supervivencia.

El calendario y su uso son relativos en su conteo y vivencia, no existen calendarios verdaderos, universales y absolutos, sino que han dependido de las circunstancias históricas y sociales de la comunidad que los utiliza.

 A través del tiempo la fe ha estado muy cerca de la creación de los diferentes calendarios, esta entendida generalmente como un acto intelectual, es el asentamiento que el entendimiento otorga a la verdad divina movido por Dios mediante la gracia. De ahí que en muchos calendarios se celebren diferentes fechas religiosas.

Es necesario hacer un seguimiento hermenéutico al inicio y desarrollo del calendario para comprender mejor sus derroteros. En general la Hermenéutica es el esclarecimiento del sentido de la realidad que en profundidad queremos conocer.

Lo cierto es que desde los tiempos más remotos el hombre se ha esforzado por medir el tiempo de alguna manera, y generalmente cada cultura ha tenido una forma propia de hacerlo, incluyendo a nuestros antepasados Mayas, quienes construyeron uno de los calendarios más perfectos que se conozca en la historia de la humanidad.

También es importante destacar el calendario egipcio, el primero de tipo solar de la historia. Los egipcios fueron además quienes introdujeron las estaciones del año basándose en los cambios que sufría el Rio Nilo.

El Calendario es un sistema de medida del tiempo para las necesidades de la vida civil, con la división del tiempo en días, meses y año. Las divisiones del calendario se basan en los movimientos de la Tierra y las apariciones regulares del Sol como el calendario nuestro y la Luna como es el caso de otros calendarios. El primer calendario que se implantó de manera generalizada fue el calendario juliano, utilizado desde que Julio César, emperador de Roma, lo instaurara en el año 46 a. C.

Nuestro calendario es el gregoriano el cual desde su inicio ha sido modificado por múltiples razones. El calendario gregoriano toma como punto de partida para contar las fechas el nacimiento de Cristo, aunque hoy se sabe que este cálculo se equivocó al menos en cuatro años, se continúa aceptando sin ningún problema. Existen muchas culturas fuera del foco cristiano que continúan utilizando su propia medida del tiempo, inclusive en occidente. El promotor del calendario gregoriano fue  el Papa Gregorio XIII, con el cual se reemplaza el  calendario juliano.

 RECORDEMOS UN POCO

Septiembre es en nuestro calendario el mes  nueve, pero al inicio del calendario era el mes séptimo y diciembre el mes décimo y no el mes doce.

 EL emperador Julio César, convocó en Roma a sabios alejandrinos para modificar el calendario por no precisar una verdadera medida del tiempo y esto ocasionaba trastornos en cosechas y las actividades cotidianas del imperio. Estos sabios descubrieron la conveniencia de medir el tiempo no a partir de los ciclos lunares como se hacía, sino con base en el movimiento del Sol. De esta manera en el año 47 a. C., Julio César decretó una reforma radical del calendario: un año solar con doce meses hasta sumar 365 días y cada cuatro años, al final de febrero, el mes en el que siempre se aplicaban los ajustes, habría un día bis. En agradecimiento a esta reforma, un mes fue dedicado a Julio César, es el habitual Julio.

 Por el hecho de estar a la vanguardia la cultura occidental desde el punto de vista del desarrollo material y tecnológico, su calendario también se impone sobre aquellas culturas con menos poder en el plano internacional. Tienen vigencia en sus respectivas culturas en la actualidad el calendario budista, el calendario chino, el calendario hebreo, el calendario hindú y el calendario musulmán.

ORIGEN DEL NOMBRE DE LOS MESES DEL AÑO.

– Enero :Toma su nombre del Dios bicéfalo Janus. Este era el Dios de las puertas, portones y principios.

– Febrero: Proviene de la palabra en latín “Februare”, la cual nace de Februo, que significa “limpiarse”. Este mes fue nombrado de esta manera ya que en Febrero los romanos realizaban ciertos ritos religiosos, dedicados a Plutón, que tenían una finalidad de conseguir pureza.

– Marzo: Marzo era el primer mes del Calendario Romano antiguo y era nombrado en honor a Marte el Dios de la Guerra.

– Abril: En el calendario de Rómulo era Abril el mes que iniciaba el año. Su nombre latino «Aprilis» se deriva del verbo aperire, que significa abrir.

– Mayo: Proviene de la diosa Maia, una de las diosas más ancianas de Roma que también era la diosa de la primavera.

– Junio: Nombrado en honor a la Diosa Juno, Diosa del matrimonio y una de las más poderosas figuras del Olimpo.

– Julio: En honor a Julio César por ser este el mes de su nacimiento.

– Agosto: En honor a Augustus emperador romano

– Septiembre: Como su nombre lo indica (septem, siete), era el séptimo mes del calendario romano, y de este lugar que ocupaba el orden de sucesión de los meses le vino su denominación.

– Octubre: Octubre que figura como décimo mes en el calendario actual era el Octavo en el año de Rómulo, de ahí su nombre latino de octo, o sea ocho.

– Noviembre: El mes de Noviembre de llama así porque en el primitivo calendario de Roma era el Noveno de los que constituían el año.

– Diciembre: Era en el calendario Romano el último mes o décimo, llamado por esto December. Después el año constó de doce meses, intercalando los de Julio y agosto que se llamaron así en recuerdo de Julio César y Augusto, como ya se dijo.

El mundo está regido por lo plástico, lo suntuoso y superfluo. La dignidad del ser humano es mancillada por el tener y el maquillaje social. La era de la luz y el reencuentro del ser humano consigo mismo y con su semejante, se logra a partir del cultivo y puesta en marcha de las facetas y dimensiones trascendentes que habitan en cada uno de nosotros. La Tierra experimentará una transformación física y espiritual positiva que marcará el comienzo de una nueva era, en el momento en que el ser humano se aleje del pensamiento univoco y se abra a realidades análogas y restauradores de su misión.

El tablero de ajedrez está en la mesa. Estamos viviendo una realidad suigeneris y desconocida para todos, angustiante y desesperante para muchos. Nos toca mover las fichas hacia la dirección que queremos que el mundo gire. Es nuestro turno de decidir hacia donde llevamos el único lugar que tenemos para vivir en el universo. La Tierra.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

ESPECIALISTAS QUE DEBERÍAN INTERVENIR EN EL TRATAMIENTO PARA LA OBESIDAD

Recientes estudios indican que al abordar la obesidad desde un modelo interdisciplinar los resultados son significativamente más positivos y la adherencia a los tratamientos mucho mayor.

CON CERTIFICATÓN EL SENA OFRECE 40 MIL CUPOS PARA VALIDAR LOS CONOCIMIENTOS DE LOS TRABAJADORES

Hasta el 11 de marzo estarán abiertas las inscripciones para que los trabajadores residentes en Colombia, con habilidades y destrezas en diferentes ocupaciones, puedan certificar sus competencias laborales.

LOS FANTASMAS DE LA INFANCIA

La cultura popular del Caribe posee un extenso acervo de supersticiones mágico-religiosa que enriquecen su historia, mitos y leyendas.

DAVID SÁNCHEZ JULIAO, EL CÉLEBRE ESCRITOR DE LORICA

David Sánchez Juliao no fue ajeno a la situación social y económica de su entorno. Es así como dejó en algunos de sus libros el reflejo del momento que vivía el campesinado de su época, en ‘Historias de Raca Mandaca’.

DEIVIS LAMBIS, EL POKE MUSIC DE LA CHAMPETA

El Poke music, sigue “parao en la raya”, pidiendo vía con sus liricas urbanas que le cantan al amor y a las cosas sencillas de las barriadas.