Joe Arroyo y el Caribe

Nicolas Simarra | @revistamarge | 18 octubre, 2019

Cuando se escucha la voz y las creaciones del mulato, sentimos la presencia del Caribe. Sus ritmos, paisajes, historia, problemas, personajes y diversidad cultural están plasmados en más de un centenar de canciones.

Desde muy pequeño cuando clavaba su cabeza en un tanque de aluminio tratando de amplificar su voz, ya se vislumbraba lo que este genio de la música podría lograr con su arrolladora creatividad y talento. Sus composiciones e interpretaciones fueron permeadas por diversos géneros musicales del Caribe. Cumbia, Chandé, Salsa, Bolero, Jibaro, Mambo, Fandango, Soca, Plena, Porro, Reggaetón, Son guajiro, Maestranza e inclusive, vallenatos, los que fueron llevados en su voz por diferentes lugares, haciendo un aporte a la identidad cultural.

Los paisajes del Caribe colombiano, brotan como manantial en sus creaciones. Sitios emblemáticos como la plaza Majagual de Sincelejo, otrora explanada polvorienta y festiva, convertida en moderno parque cultural, es resaltada en varias de sus melodías. Cartagena y Barranquilla, también tienen lugar privilegiado en “La Rebelión” y “En Barranquilla me quedo”, piezas que gozan de reconocimiento internacional.

El mar Caribe, símbolo identitario de esta región, aparece como protagonista. Las Playas de aguas azules, olas, Sol, palmeras, arenas blancas y brisas afloran en “Bamboleo en el Mar”, “Luz Ángela”, “Catalina del Mar” y otros éxitos. El artista se zambulle en el mismo escenario de Billy Sánchez y Nena Daconte, lo ofrece a una ninfa para conquistarla e implora, le devuelva a su amada Loango, después de arrastrarla sin misericordia a lo profundo.

El colonialismo hispánico es recreado en “La Rebelión”, donde relata las afrentas y atropellos del esclavista contra los negros y la lucha de este pueblo por su liberación. La voz del Centurión, relató problemas sociales, tal como lo plasmó en “Abandonaron el campo”, en el que se narra el desplazamiento poblacional causado por falta de políticas estatales y el azote de la violencia rural. En este acervo musical, también homenajeó a personajes como Antonio Cervantes Reyes “Kid Pambelé”, Rodrigo “Rocky” Valdez y Ricardo Cardona, en el disco “El Campeón”.

De la misma manera, encontramos, muchas manifestaciones culturales caribeñas en sus trabajos. En la canción “Palenque”, (1978) incluyó expresiones lingüísticas de esta etnia: “Moná ele a cole, Cuchá y Tiela mí”. Así

mismo referenció la religiosidad palenquera. En sus producciones casi siempre hubo canciones alusivas al Carnaval de Barranquilla. Sus danzas, disfraces, comparsas y cumbiambas fueron exaltados mucho antes que lo hiciera la UNESCO. El Joe, sin dudas, fue el hijo mayor del C

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

ESCUELA TALLER CARTAGENA DE INDIAS, ABRE INSCRIPCIONES

Entre el miércoles 15 y el viernes 18 de enero de 2020 la Escuela Taller Cartagena de Indias (ETCAR) estará entregando los formularios de inscripción a los jóvenes interesados en formarse en los programas técnicos y complementarios ofrecidos por esta institución.

MUSEO DEL CARNAVAL, UN LEGADO CULTURAL A BARRANQUILLA

El Museo del Carnaval además de dinamizar el corredor cultural de Barranquilla, llega con una agenda educativa y pedagógica.

CRISIS AMBIENTAL, QUE DEJA EL 2019

En Colombia, la contaminación plástica y la deforestación han sido dos de las problemáticas ambientales principales.

LAS RADIOS ESCOLARES EN LA CONSERVACIÓN, PROMOCIÓN DE LA MEMORIA CULTURAL Y PATRIMONIO FESTIVO DE CARTAGENA

En este proyecto contó con el auspicio del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena bajo la dirección de Iván Sanes Pérez y el apoyo de la Secretaria de Educación Distrital, Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar y el Cuerpo de Bombero de la ciudad de Cartagena y de un grupo de colaboradores.

HAY FESTIVAL CARTAGENA DE INDIAS, 2020

La nueva edición del Hay Festival Cartagena de Indias, que se llevará a cabo entre el 30 de enero y el 2 de febrero de 2020, contará este año con una celebración especial.